Mamá Cabra es nuestro sueño hecho realidad.

Es la ilusión de Carmen (Veterinaria) y Dani (economista) de poner en marcha un pequeño proyecto de campo y

quesería distinto, basado en los principios de la agro-ecología y en el máximo respeto al medio y a los animales.

 

Mamá Cabra es un  proyecto muy pequeño, pero muy diversificado. Llevamos a cabo acciones muy diferentes.

el proyecto

el campo

los quesos


Mamá Cabra nació en 2010 como proyecto de campo con una filosofía firme y clara.

Entendemos el medio natural como una fuente infinita de abundancia y alegrías.

Basamos nuestros trabajos en los ciclos naturales y utilizamos los mínimos insumos exteriores posibles.

 

Nuestro objetivo es gestionar un territorio de manera integral, llevando a cabo labores de agricultura,

ganadería y plantación forestal garantizando la felicidad de todas las partes.

En 2015 arrancamos con la quesería Mamá Cabra. Es una quesería muy diferente, también pequeña y está situada en el pueblo.

Resulta ser un lugar divertido y muy creativo en el que se elaboran quesos únicos y sorprendentes exclusivamente a partir de la

leche de nuestras cabras. Los quesos son absolutamente naturales y las elaboraciones son pequeñas y se hacen con muchísimo mimo.

 

Huimos de los productos químicos y utilizamos energías renovables en todo el proceso de forma natural y artesanal,

a través de placas fotovoltaicas, placas termosolares y estufa de leña de nuestras encinas para calentar la leche,

hacemos que nuestras propuestas sean a la vez ricas, sanas y respetuosas con el medio ambiente.

la quesería

formación

las visitas


 

Mamá cabra es un proyecto pequeñito, pero con un gran alma. Uno de los motivos por lo que se nos considera distintos

es porque no queremos manejar más animales, ni transformar más leche… No queremos crecer.

 

Ahora conocemos a todos nuestros animales, podemos tratarlos sin estrés, hacemos elaboraciones pequeñitas y manuales de quesos

de los que nos sentimos orgullosos y además ponemos cara también a la mayor parte de nuestros clientes. Nos encanta ser pequeños.

 

En Mamá Cabra seguimos formándonos y cada año ponemos en marcha nuevas ideas y sueños.

 Nos gusta recibir visitas y formar parte de un mundo rural vivo!!